Cómo ajustar el tamaño de las presas para una serpiente en crecimiento

La mayoría de las serpientes deben ser alimentadas con presas de un tamaño que sea aproximadamente el mismo que el del cuerpo de la serpiente en su punto más ancho. Esto significa que a medida que una serpiente crece, usted tendrá que ajustar el tamaño de la presa con el que alimenta a dicha serpiente.

Elegir presas demasiado grandes puede resultar en problemas de salud graves para su serpiente mascota. Las lesiones son más probables si la presa es demasiado grande y pueden causar problemas intestinales.

alimentacion serpientes

Elegir el tamaño de la presa

Si una vez en la tienda de mascotas le cuesta juzgar a ojo lo grande que es su serpiente en comparación con el tamaño de la presa, lo que debe hacer es medir su serpiente en la parte más ancha de su cuerpo. Si usted toma un trozo de cuerda cortada a esa medida y se la lleva a la tienda de mascotas, puede hacer una comprobación rápida de la circunferencia de la presa disponible para encontrar la mejor coincidencia.

Sin embargo, no tiene que ser una medida exacta; presas más pequeñas o ligeramente más grandes servirán, no le supondrán ningún daño y un poco de variedad nunca va mal. En caso de duda, pida ayuda al empleado de la tienda de mascotas.

Alimentación de crías de serpiente

Las crías de serpiente muy pequeñas se pueden iniciar con ratones rosados (ratones recién nacidos) y luego ir graduandose a tamaños más grandes. Los términos principales utilizados para los ratones de comida son: ratones cría o rosados, ratones destetados o destetes, adultos grandes y adultos extra grandes.

LEER  Mejor alimentación para serpientes: ¿Presas vivas o presas muertas?

Alimentar serpientes con ratas

Si tienes una especie de serpiente que crece lo suficientemente grande como para que eventualmente coman ratas, es una buena idea cambiar a ratas mientras la serpiente es todavía joven para que se acostumbre a comer ratas en lugar de ratones. Mientras que los ratones son criaturas muy tímidas con pocas capacidades defensivas, las ratas son muy curiosas, y una rata más grande puede hacer daño grave a su serpiente.

Necesitas acostumbrar a tu serpiente a comer presas que puedan defenderse cuando aún sean jóvenes. Hay que empezar por ratas más jóvenes que sean equivalentes en tamaño a ratones más viejos, por lo que cuando su serpiente ya tenga un master en comer ratones grandes, es un buen momento para hacer el cambio de roedor. Las ratas de comida son nombradas con una progresión similar a la de los ratones: crías, destetes, y luego de adultos pequeños a adultos extra grandes.

Cómo prevenir la regurgitación en serpientes

Las serpientes tienen mandíbulas únicas que les permiten tragar presas que son más grandes que su cabeza, pero su serpiente puede tener dificultades para digerir alimentos demasiado grandes, lo que resultará en regurgitación.

Otra causa común de regurgitación es manejar su serpiente demasiado pronto después de que haya comido. Si bien cada serpiente es diferente, debe esperar al menos de 24 a 48 horas después de alimentar a su mascota. Si regurgita cuando la agarras después de 48 horas, entonces trata de darle otro día más de descanso.

Las serpientes también regurgitarán debido al estrés. Si su serpiente está estresada por ruidos fuertes o personas tocando en el cristal de su terrario, intente ponerla en un área tranquila después de alimentarse y darle espacio. Tu serpiente estará lista para jugar en un par de días. La regurgitación supone un fuerte impacto en las serpientes, así que espera unas dos semanas antes de intentar alimentarla de nuevo. Cuando lo hagas, haz la comida más pequeña.

LEER  Especies de serpiente más comunes como mascota

Es importante entender la diferencia entre la regurgitación y los vómitos en la serpiente. La regurgitación ocurre antes de que el alimento llegue al estómago. Cuando una serpiente expulsa alimentos digeridos que han estado en su estómago, se llaman vómitos y generalmente es un signo de enfermedad. El vómito es un problema mayor que la regurgitación porque la serpiente pierde una gran cantidad de aminoácidos en el proceso que necesita para sobrevivir.

Si su serpiente está vomitando o regurgitando repetidamente su comida, llévela a un veterinario inmediatamente. Tanto los vómitos como las regurgitaciones pueden ser mortales para las serpientes.

Deja un comentario